Dropbox a escena.

El año pasado estuvo relativamente tranquilo en cuestión de Ofertas Públicas Iniciales (IPO por sus siglas en inglés), situación que parece se revertirá en el transcurso de este año con tres empresas que planean salir a cotizar en la bolsa: Zscaler, Spotify y la que hoy nos interesa Dropbox.

De las tres empresas mencionadas anteriormente, Zscaler ha sido la primera en salir a la bolsa y en su primera jornada cerró en 33 USD luego de haber empezado en 16 USD, pasando en su capitalización bursátil de los 2,500 millones USD a más de tres mil millones. Mientras que para Spotify, habrá que esperar hasta el próximo 3 de abril para conocer más, por su parte Dropbox comenzará a cotizar el viernes próximo.

Conociendo al nuevo.

Para quien no esté familiarizado con Dropbox, hay que mencionar que se trata de un servicio en la nube que proporciona almacenamiento, sincronización de archivos, software para el cliente y nube personal. Su IPO promete ser la mayor en Estados Unidos del rubro tecnológico, desde la salida de Snap Inc. hace aproximadamente un año, siendo que esta última hasta la fecha no logra equilibrarse; situación que genera preocupación entre los posibles nuevos socios accionarios de Dropbox, quienes no quieren sorpresas de este tipo.

En el 2014 cuando recaudo fondos del sector privado por última vez, la valoración que se le daba a la compañía en el mercado era de más de 10,000 millones de dólares, mientras que ahora su capitalización bursátil estará entre los ocho mil o siete mil millones de dólares, quedando por debajo de su primer valor. Si se cumplen los pronósticos que consideran un valor de las acciones entre 16.000 – 18.000 millones de dólares, probablemente logre alcanzar un valor de 7,400 millones y 17 dólares por acción.

Tomando como referencia a su competidor Box Inc. que saliera a cotizar en la bolsa en 2015 y desde entonces no ha conseguido realmente un cambio significativo. Tal vez, sea el camino que le depare a DropBox si esta no empieza a justificar el precio de sus acciones; pues bien, aunque cuenta con cerca de 500 millones de clientes registrados apenas alcanza los 11 millones de clientes que se han pasado a un plan de pago.

Con ya diez años en el mercado, Dropbox no es una empresa que apenas esté buscando abrirse un hueco, sino que por el contrario ya debe de estar más que establecida. Pero con 500 millones de clientes que aún utilizan el servicio gratuito, habría de suponerse que existe margen de maniobra para que semejante cantidad de usuarios pueda pasarse tarde o temprano a un sistema de pago, llegando a elevar de esta manera el valor de la compañía. Pero mientras existan competidores que ofrezcan un servicio gratuito, habrá que tomar las debidas precauciones, para no ser sorprendidos en caso de llegar a adquirir acciones de esta compañía.

Artículos similares

07-Jun-18 15:25

Acciones de Alibaba ¿Sí o no?

En China, Alibaba se ha adueñado del comercio online hasta convertirse en una alternativa singular en base a su capacidad para seguir creciendo.

19-Apr-18 21:20

Estados Unidos a la búsqueda de acuerdos con Asia

Cuando en días pasados se vaticinaba una guerra comercial entre China el gigante asiático y los Estados Unidos. Nadie hubiera apostado porque apenas

18-May-18 21:52

Peligro para el TLCAN

La nota la sigue dando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte o TLCAN. Al día siguiente de haber cruzado el ultimátum de fecha impulsado