Powell frente a un dilema

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha sido uno de los mandatarios que más ha criticado de manera abierta a la Reserva Federal a través de los medios de comunicación, en un acto sin precedentes que lo hacen ser diferente a sus predecesores en su manera de actuar. Recientemente a sólo un día de dar comienzo la reunión de política monetaria de la Fed, aprovechó su cuenta de Twitter para mandar el siguiente mensaje:

”Es increíble que con un dólar tan fuerte y prácticamente sin inflación, el resto del mundo desplomándose a nuestro alrededor, Paris en llamas y China cuesta abajo, la Fed se esté planteando siquiera otra subida de los tipos de interés.

Este mensaje su suma a lo dicho la semana pasada, en donde dijo que es una locura que la Fed continúe subiendo los tipos, justo cuando la economía se encuentra desplomándose y la inflación, se encuentra bajo control. El problema entonces viene, a que debido a tan fuerte y constante crítica de parte del presidente, pone en una posición sin precedentes además de incomoda a la Fed, ya que bajo estas amenazas constantes, esta no puede renunciar a subir los tipos de interés en la reunión, eso aunque el banco central pensara mejor lo que debe hacer, porque de hacerlo mandaría la señal de que Trump ha sometido a la Fed.

Por lo tanto, la Fed tendrá que seguir una línea de acción similar a la que la semana pasada siguió el Banco Central Europeo, para de esta manera proceder con medidas de ajuste dada las políticas de independencia del banco central a pesar de que los datos económicos sugieren quizá que se tomen una pausa, independientemente de cualquier promesa hecha anteriormente. Sin embargo este dilema que ahora vive ha sido causado por la Fed misma, ya que en todo momento había sonado confiada en sus previsiones respecto de la subida gradual de los tipos y es que si la Fed hubiera puesto atención a la reflexión opaca y misteriosa de los bancos centrales antes de la crisis, no se encontraría atada ahora mismo ni sería blanco del presidente.

Sí bien, Jerome Powell, presidente de la Fed, ya había dicho que las previsiones tenderían a ser más inciertas, sin embargo será difícil que el público piense eso y es que la misma Fed ha afirmado siempre que sus decisiones se basaban en datos, no obstante se han ceñido a sus planes independientemente de los datos.

Ahora mismo, la atención se centra en los cambios en el calendario de la Fed. Los analistas esperan que el gráfico de puntos en el que los 17 miembros de la Fed hacen sus pronósticos sobre el rumbo de los tipos de interés y que este indique el ritmo de subidas tendrá una ralentización el año que viene, pasando de dos o tres hacia una o dos. Tenemos de ejemplo lo que Mario Draghi, presidente del Banco Europeo consiguió dar con el mensaje adecuado, para poder reconocer una desaceleración del impulso económico al mismo tiempo que explicaba cómo es que había la suficiente confianza en el crecimiento como para seguir adelante con los ajustes, en forma de cancelación del programa de compra de activos del Banco Central Europeo. Un truco que quizás Powell tendría que utilizar.

Artículos similares

30-Apr-18 20:44

¿Qué sucederá con las acciones de Snapchat?

Por ahora es difícil hacer previsiones de lo que sucederá con las acciones de Snap, nombre bajo el cual cotiza en la bolsa el servicio de mensajerí

20-Nov-18 14:32

Caos en el sector de chips

Es época de resultados trimestrales y un sector al que ahora le ha tocado hacer frente a esta etapa, es al de los chips y el tercer trimestre del 201

07-Jun-18 15:25

Acciones de Alibaba ¿Sí o no?

En China, Alibaba se ha adueñado del comercio online hasta convertirse en una alternativa singular en base a su capacidad para seguir creciendo.